Abierto por vacaciones

abierto_por_vacaciones

Las vacaciones son el anhelo de muchas personas para disfrutar de un momento de felicidad en familia, amigos y ser realmente feliz.

Mi hija de 9 años me dice, voy a ser astronauta, luego cambia y me dice voy a ser cantante y así va variando de carreras hasta que algún día tenga que “definitivamente” elegir un camino necesario para transitar esta vida, en la que necesariamente tenemos que ganarnos nuestro sustento, los que no somos beneficiados por la lotería, por un mecenas o herencia que nos acompañe en nuestro día a día.
Mi sobrino de 18 ya está en ese momento decisivo, y transita por quiero ser ingeniero industrial, luego el deporte lo llama y será guardavidas, o quizás amplíe su territorio por su actual trabajo, entrenador de waterpolo…

Seguramente ustedes se preguntarán que tiene esto que ver con las vacaciones, y bueno yo creo que mucho. Los que tenemos la suerte de trabajar en lo que realmente nos gusta, o ponemos pasión en nuestro día a día de trabajo, no necesariamente necesitamos vacaciones para sentirnos libres, cada día de trabajo es un desafío y un placer venir a trabajar.

No voy a negar que viajar no sea necesario, y es que no es necesario, es imprescindible, viajar no es solo conocer un museo o disfrutar de un día en familia o amigos, viajar es alimentar el alma, llenando nuestro buffer con olores, colores, idiomas, y ver mas allá de nuestro entorno y entender más lo humano y no tanto las banderas.

Tampoco negaré que unas vacaciones son necesarias, sobre todo para apalear este estrés de la actual vida conectada a la matrix, con toda la familia Google, smartphones y bueno… ya hay mucha info de calidad en los medios de esta nueva vida online así que no los alumbraré con nada nuevo, pero si poder decir y esto se lo dije a mi hija hace unos días, no esperes tus 20 días de vacaciones al año para sentirte libre, disfruta del día a día y en lo posible, elige un camino en el que tu trabajo no sea una carga sino parte del camino a recorrer.