Diseñar la interfaz de usuario antes de comenzar con el código

shutterstock_270520403-1

Muchas veces el inicio de un proyecto de software comienza con el enfoque y perspectiva del desarrollo de código; sin embargo, lo ideal es iniciar el proyecto desde la perspectiva del diseño.

Por Angel Sánchez

Cuando hablamos de diseño de interfaz, el término «diseño» no debe entenderse como el arte final a entregar, sino como un conjunto de situaciones en las que debe involucrarse el equipo de desarrollo. Partiendo de un concepto basado en datos o métricas, esbozado en papel y lápiz, pasando por una serie de validaciones e iteraciones que involucran más métodos como la generación de wireframes (o esquemas iniciales), mockups en baja y alta fidelidad (o representaciones con mayor o menor detalle del producto final), diseños de interacción (donde se muestren los comportamientos que suceden como consecuencia de las acciones del usuario interactuando con la interfaz), etc., el diseño involucra también la gestión de los contenidos textuales, la arquitectura de información y navegación, la gestión de errores, la gestión de situaciones de ayuda, la gestión de los llamados «blankstates» —situaciones en las que la interfaz se muestra con espacios vacíos de contenido. Como puede notarse, comenzar con el «diseño» es mucho más que comenzar a dibujar en Sketcho o en Photoshop.

El desarrollo de la mayoría de las aplicaciones comienza con la idea de programar primero, y esa es una mala idea. La programación es el proceso que más recursos consume en el desarrollo de una aplicación (o un website, o una tienda en línea, etc.) y es la parte mas cara y difícil de cambiar. En vez de empezar por la programación, siempre conviene comenzar por el diseño.

Ver nota completa en Foroalfa